1. En 1991 el petardo valenciano por excelencia, el conocido Tro de Bac, fue prohibido en todo el territorio español, apareciendo clandestinamente durante las fallas. 

    Hoy por hoy su uso es penalizado por la Ley, pero, gracias a unos intrépidos programadores el Tro de Bac resurge de sus cenizas para adaptarse a los nuevos tipos. Ahora vuelve a vivir en todos nuestros dispositivos móviles. Ha vuelto, es legal, es infinito y la Justicia nunca podrá atraparlo. 

    Tro de Bac is back! Larga vida al petardo valenciano.

     

  2.